Asesinan a transexual en Puerto Rico

Acechada por pistoleros, una transexual fue asesinada ayer de madrugada de dos impactos de bala en el pecho y uno en la mano derecha, en la intersección de las calles Condado y Torre de la Vega, en Santurce.


La transexual, conocida como “Karlota”, cuyo nombre es Carlos Alfredo Gómez Peña, de 19 años y vecina de Santurce, fue seguida por varios individuos a bordo de un auto Mercedes Benz color oro, según declararon en un principio sus acompañantes, las cuales no habían podido ser localizadas para una entrevista formal por los agentes de la División de Homicidios de San Juan.
Varias teorías se evalúan como posible motivo del asesinato como un crimen de odio, una deuda o una “cañona”, o un acto de venganza contra algún familiar.


Sin embargo, sus familiares indicaron que no le conocían enemigos ni estaba involucrada en ningún acto ilegal.
Lizmarie Gómez Peña, hermana de “Karlota”, manifestó que creen que ésta presintió su muerte y que, de alguna manera, se despidió de su familia. El último día de su vida estaba llena de júbilo.
A pesar de que el domingo había hecho planes para asistir a la tradicional Parada de orgullo de la comunidad LGBTT, al final decidió quedarse en su hogar y practicar técnicas de maquillaje con su hermana.
“Ella iba a ir, no llegó a ir. Ayer fue un día que se sentía feliz, ella se lo presentía, parece que lo presentía”, insistió su hermana, como si la estuviese viendo en ese momento.
El domingo, “Karlota” le pidió a su madre que le comprara un velón de colores, el cual adornó.
“Puso un vaso con un velón y una taza con chavos y qué se yo, y cogió unos tacos y los decora y le pone unas plumas, como si fuera a volar… como si fuera un ángel. Desde ese día estaba feliz, feliz, y al final de la noche mira lo que le pasó”, dijo ahogada en llanto su hermana.


Su prima agregó que estuvo haciendo bromas.
“Nunca la veíamos a ella así, tan emocionada, y para mí esa fue una despedida… la última vez que la vi fue comiéndome unos espaguetis aquí mismo y de momento se fue”, recordó llorosa la prima Mariel Yaris Rivera.
Entre ratos se escuchaban los desgarradores gritos de su madre, quien estaba desconsolada en su habitación. Ni los sedantes que le suministraron le hacían efecto para tranquilizarla un poco.
“Tan buena que era mi hija”, se le escuchó exclamar.
“Karlota”, quien es la segunda de cinco hermanos y nació con un hermano gemelo, era muy apegada a su familia, que ayer clamaba justicia por su crimen a tan temprana edad.
Su hermana indicó que no se prostituía y que acostumbraba a salir de fiesta con sus amistades.
“Tienen que hacer justicia porque van a seguir matando gente inocente… siempre estaba con sus amistades, porque por ahí hay una discoteca. Aparentemente se pasaba siempre por ahí”, respondió la hermana.

One Comment Add yours

  1. Anonymous says:

    asi mismo es siempre estava en la barra vacilando y hablando con nosotros una persona alegre y trankila pero alla arriba hay un dios que todo lo ve! descanza en paz karlota

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s