La mafia italiana reside en España: identificados 24 clanes que lideran el tráfico de cocaína

La mafia italiana se ha asentado en España. Definitivamente. Y lo ha hecho para quedarse. Los clanes de la Camorra napolitana, la N’drangueta calabresa y, en menor medida, la Cosa Nostra siciliana controlan desde nuestro país el tráfico de cocaína procedente de Colombia y Venezuela, droga que luego distribuyen por Italia y por el resto de Europa.

Los datos que manejan la Policía Nacional y la Guardia Civil demuestran lo evidente. “España es, después de Italia, el país donde más capos mafiosos han encontrado refugio”, explican fuentes policiales. En la última década se ha efectuado un centenar de detenciones de miembros de las mafias italianas; 34 de ellos, capos y lugartenientes de primer nivel. Y es que nada menos que 24 importantes clanes han sido ya identificados en nuestro país.


“Mientras que Alemania es el país del blanqueo del dinero ilícito de las mafias italianas y sirve de punto de recogida para la venta de armas de Europa del Este, España es la base operativa para traer la droga procedente de América del Sur”, explica un oficial de enlace de Europol en España.

El clima, las afinidades culturales y de idioma, y, hasta hace muy poco, su condición de paraíso del ladrillo, han convertido a España en el principal refugio de los capos italianos. “Hay entre 250 y 300 grandes jefes de las tres principales mafias: Camorra, N’drangueta y Cosa Nostra. El 70% de los capos de las dos primeras es posible que se escondan en España. Solo la Camorra tiene unos 80 clanes en Italia y sus tentáculos llegan a suelo español”, señalan las mismas fuentes. La Cosa Nostra se mueve poco por nuestro país, aunque también han sido detenidos un par de jefes importantes.
Hoteles, restaurantes…

Aquí invierten en hoteles, restaurantes, discotecas e inmuebles de todo tipo, a pesar del bajón del sector de la vivienda. “Con estos negocios aparentemente legales blanquean su dinero. Aunque su verdadero y principal negocio sigue siendo la droga, el tráfico de cocaína y el de hachís”, afirman desde la Guardia Civil.

Sirva el ejemplo de Pascuale Claudio Localtelli, de 58 años, apodado Mario de Madrid porque llevaba en nuestro país desde 1989. Aquí ha sido detenido hasta en tres ocasiones. La última vez en la capital, en mayo de 2010. La Policía le considera el “principal narcotraficante de la Camorra napolitana”.

El último de esta larga lista es Claudio Adriano Giusto, de 43 años, arrestado en abril de este año en Lérida. En Italia le cayó una condena de 28 años por ser uno de los principales sicarios del clan Mesina Denaro Mateo. Madrid, Cataluña, el Levante y sobre todo la Costa del Sol, a la que llaman Costa Nostra, son las principales zonas de refugio. Además, la legislación española es un aliciente importante para los capos italianos. Aquí la ley es más laxa que en Italia porque no existe el delito de asociación mafiosa.
Rivales en la ciudad

Como el negocio es el negocio, a los distintos clanes, aunque sean rivales, no les importa compartir territorio en España. Paolo de Mauro, 58 años, apodado el Enfermero, estaba en busca y captura desde 1993, y se cree que se fugó de Italia en 2002, cuando se convirtió en jefe del clan Contini. En 1998 organizó y ejecutó el asesinato de un jefe rival, Vincenzo Mazarella, abatido a tiros. Fue detenido en Barcelona. Curiosamente, el jefe del clan Mazarella, Salvatore Zazo, también fue arrestado en la Ciudad Condal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s