Cambia la imagen que se tiene de Satanás

Cuántos de ustedes de niños no se imaginaron a Satanás, Lucifer o el diablo -como prefieran llamarlo-, como una figura delgada, con rabo, cuernos y un tridente entre sus manos. Algunos hasta con alas y de un color rojo intenso.




Mientras, otros conciben al diablo como un ser místico que han conocido a través de increíbles relatos bíblicos. Un ente sin forma definida que los somete a las tentaciones, que es el archienemigo de Dios y que no pierde oportunidad para hacerlos caer en pecado.
Pero, ¿cómo hoy día se percibe a Satanás? ¿Es una entidad que nos hace pecar? ¿Habrá que tenerle miedo? ¿Es el enemigo de Dios?


El investigador y sociólogo José Rodríguez, junto con un equipo de colaboradores, dirigió un estudio en el que se analizó la percepción que tienen creyentes de distintas denominaciones religiosas sobre el constructo del mal, especialmente de Satanás, y el resultado fue sorprendente: cada vez son más los cristianos que dudan de que esa visión que históricamente nos han vendido las iglesias sea del todo cierta.
“Antes se veía a Satanás como un espíritu maligno, que hacía que pecaras y esa imagen está cambiando”, explicó.
Esto no quiere decir que ahora más personas tengan una imagen conceptualizada de cómo luce el diablo, sino que hay quienes han dejado de verlo como la entidad o interpretación mitológica responsable de lanzarnos al pecado.


Pero, ¿por qué no pensarlo así? Si la Biblia, para quienes son creyentes, parece confirmarlo. En un principio, Dios lo nombró Lucero (ángel de luz), pero tras revelarse contra su creador fue lanzado a la tierra, acto con el que arrastró a un tercio de los ángeles del cielo. Como consecuencia, ya no fue más el portador de luz, sino que fue llamado Satán, que significa “adversario/acusador”.
Resulta que, a juzgar por el sector religioso abordado, esa visión se está desinflando poco a poco. “Tradicionalmente, la visión religiosa está dirigida a que Lucifer es el rival de Dios y que lo que hace es separarnos de su bondad y de su amor y hay una muestra que está dudando de esa construcción”, explicó.
El estudio analizó la visión de 434 creyentes de las denominaciones: católica, bautista, presbiteriana, pentecostal MI, Alianza Cristiana, Discípulos de Cristo y pentecostal MB.
Bajo el renglón de “indecisos” figuraron los presbiterianos, Discípulos de Cristo y los que profesan bajo la Alianza Cristiana. “No mostraron tener una noción clara o precisa sobre dicho concepto”, sostuvo el sociólogo.
En el renglón “de acuerdo” estuvieron los encuestados bautistas, pentecostales MI y MB, y los católicos.
¿Cuidado?
Rodríguez destacó que la visión que cada persona tiene de Satanás influye en su comportamiento social, así que perderle el temor al diablo podría ser la excusa perfecta para “justificar” acciones inadecuadas socialmente.
“Como todo es relativo en esa visión, pues entonces se retan algunos cuestionamientos o parámetros que son fundamentales para la sana convivencia y el estado de manejo pro social, porque para lo que uno es bueno, para el otro es malo y ese relativismo puede generar choques”, mencionó.
Las implicaciones de estas diferencias de visiones pueden ir aún más allá. “Son serias, porque si lo que estamos diciendo es que Satanás es una construcción, pues no respondemos como que tenemos que cuidarnos y podemos estar a riesgo de lo que representan las acciones desviadas… Si por lo menos crees que es una entidad que pudiese hacerte caer, estás a ojo avizor”, dijo.
Ojo, tampoco es irse al otro extremo y adjudicarle la culpa de todo lo que sucede a Satanás, algo en lo que pueden caer algunos.
Las diferentes respuestas entre creyentes de unas denominaciones en comparación con otras puede deberse a varios factores. Para Rodríguez, hay tres razones fundamentales, aunque obviamente hay que analizarlo con más detenimiento: la estructura dogmática, el liderazgo de la denominación o del individuo que enseñe y, muy relacionado con la segunda, cuán educada está la persona que transmite el mensaje.
En cuanto a los factores que pudieron hacer la diferencia entre los creyentes que respondieron “de acuerdo” versus los “indecisos”, dijo que los que contestaron estar más centrados en sus creencias provienen de denominaciones “con una visión dogmática más centrada”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s