Detrás del sueño americano, cada día a un precio más alto

En los últimos tiempos los problemas económicos que afectan al mundo han llegado a afectarnos incluso a nuestros niveles sociales y culturales en toda América latina haciendo que muchas persones opten por buscar mejor suerte en Estados Unidos, la llamada “Tierra de la oportunidad”.

Pero ¿cuánto vale el conseguir un trabajo en el vecino del norte?, ¿vale la pena la travesía y los peligros a los que nos exponemos para llegar a un muro físico y social?

Muchos latinos ocupan los ahorros de todo su vida o dejan todo atrás para juntar el dinero que piden los transportistas sin tener garantía de que llegarán a la frontera o a pisar suelo norteamericano.

Los viajeros tiene que realizar una larga travesía que comienza en la frontera sur de México donde su primera barrera son los controles de revisión, las altas temperaturas que combinadas con los remolques en donde son transportados, el inmigrante lucha contra la falta de aire y la deshidratación.

Si logran librar esta primera barrera los viajantes son transportados en techos de trenes sufriendo por las inclemencias del clima frío en las noches y del sol en él día, además la falta de comida es otro factor a considerar, muchas habitantes apoyan a los viajeros con comida que les avientan en bolsas para poder subsistir en su travesía.

Otro problema con el que se topan los viajeros es la ola de crimen y violencia que azota en México, los grupos delictivos secuestran a los inmigrantes para que formen parte de sus bandas o son blancos en las luchas por los sectores o ciudades.

Y al final si logran sortear estos problemas, viene la parte difícil, librarse de la patrulla fronteriza y de los retenes de revisión.

¿Todo este sacrificio vale la pena? Consideremos que el llegar al suelo norteamericano ya no es garantía de conseguir un trabajo en el campo como jornalero o haciendo labores en la construcción, ya que cada vez son más los estados y ciudades que aprueban iniciativas y leyes contra los inmigrantes, haciendo más complicado el simple hecho de caminar con “tranquilidad” en la calle sin que los policías te detengan para una revisión.

Estados como Arizona o Georgia han mostrado su postura de no admitir y no apoyar a los inmigrantes, incluso dejándolos a su suerte en lo que es su salud.

A pesar de todo esto muchos pero en verdad muchos latinos siguen creyendo que pueden tener mejor suerte y vida en Norteamérica, de pensar en juntar dinero o hacerse de un patrimonio.

Y yo me pregunto ¿En verdad existe “el sueño americano” o ya se volvió un espejismo que atrae en los tiempos de necesidad?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s